La historia de éxito de Lia

Lia ha perdido 33 kg con YAZIO
-33 kg
Antes
Después

Nunca en la vida me había comprometido a hacer algo antes de esto. Volvería a hacerlo una y otra vez, con el mismo compromiso y motivación, para recuperar mi vida.

Lia, 26
Objetivo: Perder peso
Antes

86 kg

Después

53 kg

Altura

157 cm


Instagram

Esta historia de éxito nos llega desde Alemania.

Resumen

¿Por qué querías adelgazar?

Siento como si hubiese estado a dieta toda la vida. Yo siempre fui la gorda.
De pequeña tenía asma y me pasé la mitad de mi vida poniéndolo de excusa para no hacer ejercicio. En casa, nunca me enseñaron a comer sano. Las comidas preparadas, los alimentos enlatados y la pizza formaban parte de mi menú diario y pasaba todo mi tiempo libre delante del televisor. Nunca me sentí guapa, así que probé dieta tras dieta (desde la dieta de la sopa de repollo hasta dietas bajas en carbohidratos, la dieta paleo o los famosos batidos para adelgazar). Probé de todo y al final siempre terminaba pesando más que antes.

"Lo estás haciendo por ti y por nadie más. Por eso tienes que encontrar tu propio incentivo, uno que sea más fuerte que cualquier excusa. Y hazlo por ti y por la vida que quieres vivir."

Hace unos años, le regalé a mi novio un curso de parapente y queríamos hacerlo juntos. Antes de apuntarnos, nos preguntaron que cuánto pesábamos, allí en el mostrador delante de todos los participantes. Yo mentí y dije que pesaba 60 kilos. Pero, después, me asustaba tanto que el paracaídas no aguantara mi peso que decidí no participar y acabé sentada mirando durante toda la hora.
Cuando me pesé, pesaba más de 80 kilos. Aquello me pareció el fin del mundo. Me aterrorizaba la idea de superar la marca de los 100 kilos si no hacía algo por cambiar las cosas. Fue entonces cuando descubrí YAZIO.

¿Qué querías conseguir con tu cambio?

Quería sentirme feliz y dejé de avergonzarme de mí misma. Quería sentirme cómoda en mi propia piel y guapa. Y quería ir de compras sin tener que esconderme al buscar la talla XL de algo que me gustara. Lo único que quería era volver a disfrutar de la vida, pero toda aquella insatisfacción que inundaba mi vida no me permitía hacerlo.

¿Cómo alcanzaste tus objetivos?

YAZIO me pareció increíblemente sencillo. A diferencia de las dietas bajas en carbohidratos o las dietas paleo, no me prohibió comer de nada. Podía comer de todo y solo tenía que controlar que las porciones fueran adecuadas. Aprendí a distinguir qué alimentos eran buenos para mí y cuáles no. El recuento de calorías fue la clave de todo.


Consejos de Lia

Pésalo todo. Es muy fácil calcular mal las porciones y es un punto muy importante.
¡El ejercicio diario es la clave! Intenta ir andando a todos los sitios a los que puedas.
Rellena el plato con verduras. El impacto psicológico de un plato lleno es mucho mejor que el de un plato con poca comida.
Rellena los platos añadiendo una guarnición de ensalada o verduras asadas.

Al principio, no hacía nada de ejercicio. Los 25 primeros kilos los perdí sin darme ni cuenta, fue todo muy rápido. Actualmente, hago ejercicio casi todos los días porque disfruto y me encanta lo fuerte que se me ha puesto todo el cuerpo. Antes, habría sido algo impensable.


Las recetas favoritas de Lia

Pollo al sésamo con arroz y brócoli
PRO
Pollo al sésamo con arroz y brócoli
Palitos de verdura con dip de queso crema y feta
PRO
Palitos de verdura con dip de queso crema y feta
Macaroons de coco fáciles
PRO
Macaroons de coco fáciles
Gajos de patata con verduras al horno
PRO
Gajos de patata con verduras al horno

¿Cómo te ayudó YAZIO?

¿Conoces esa sensación de que alguien te diga "Solo tienes que comer menos y cambiar tu dieta"? Y tú te ríes por dentro y piensas, "¿Pero sin batidos para adelgazar, alimentos bajos en carbohidratos ni prohibiciones, eso no es posible, ¿no? Así me sentía yo. Estuve siempre obcecada con las dietas milagro en lugar de hacer algo que es fundamental: cambiar mis hábitos.
Con YAZIO, aprendí a incorporar más verduras en mi dieta. Ahora sé qué alimentos me hacen sentir saciada, de cuáles puedo comer más cantidad y cómo prepararme las comidas sin tener que acostarme con hambre. Hoy en día, me encanta cocinar y lo hago de una manera mucho más saludable.
Mi vida ahora gira en gran medida en torno a la alimentación. Tengo incluso una cuenta de Instagram en la que la gente me pide consejos. ¡A MÍ! Aquella niña gordita ahora da consejos a otras personas sobre cómo perder peso. ¿Te lo puedes creer?

Lia ha perdido 33 kg, su historia de éxito

¿Tuviste algún contratiempo?

No, la verdad es que no. Me agarré con todas mis fuerzas a mi objetivo y no lo solté. No había nada que me hiciese flaquear. Durante el año y medio que estuve intentado perder peso, tuve una curva de pérdida de peso constante y, cuando miro hacia atrás, solo puedo decir una cosa: estoy muy orgullosa de mí misma. Nunca en la vida me había comprometido a hacer algo antes de esto.
Volvería a hacerlo una y otra vez, con el mismo compromiso y motivación, para recuperar mi vida.

¿Qué consejos tienes para otros usuarios?

No te rindas nunca. Cada día que consigues no salirte de tu camino, ganas la batalla contra ti mismo. No te prives de las cosas que más te gusten. Lo que debes hacer es aprender a incorporarlas en tu vida diaria de una forma saludable. El chocolate y el azúcar no son malos, los carbohidratos no te van a matar y, si odias hacer ejercicio, no te fuerces.
Encuentra tu propio camino en lugar de hacer lo que hacen los demás. Recuerda una cosa: TODO EL MUNDO puede hacerlo. El único obstáculo que se interpone entre tu objetivo y tú eres tú mismo.

¿Qué objetivos tienes para el futuro?

Llevo manteniéndome en mi peso 3 semanas. Tengo claro que quiero seguir registrando lo que como y manteniendo mi peso. También quiero desarrollar musculatura y tonificar mi cuerpo. ¿Y quién sabe? Quizás algún día corra un maratón.

¿Por qué quieres contar tu historia?

Porque espero poder motivar a alguna persona que otra. Yo estaba exactamente en el mismo punto en el que podrían encontrarse muchos lectores ahora mismo: infeliz, insatisfecha y buscando ayuda. Me había convencido de que ser "gorda" era solo una característica más de mí, algo así como ser rubia o ser bajita. Yo era la "gordita". ¿Pero sabéis que? El pelo se puede teñir, las chicas bajas pueden ponerse tacones, ¡y todos y cada uno de nosotros podemos adelgazar! ¡Todos!

Empieza tu propia historia de éxito hoy mismo.

Consigue recetas, planes nutricionales y consejos
La app de nutrición más exitosa
Prueba nuestra versión 100 % gratuita

Comentarios